12 de abril de 2011

Estudiar Medicina Reproductiva

Se estima que una proporción relevante de parejas son infértiles, como consecuencia de la presencia de un factor limitante femenino o masculino, o en ocasiones por variables asociadas a ambos como unidad. Los mayores conocimientos en biología de la reproducción y en genética han permitido el crecimiento de la Medicina Reproductiva como una verdadera especialidad independiente en todo el mundo.

Tanto los endocrinólogos como los ginecólogos y obstetras pueden perfeccionar sus conocimientos en esta disciplina por medio de la especialización en sociedades científicas, las cuales brindan maestrías de posgrado que se extienden por una media de 2 años. En estos cursos se incluyen contenidos relacionados con Anatomía, Fisiología, Fisiopatología, Biología Celular y Farmacología, relacionados en todos los casos a diagnosticarse las alteraciones estructurales o funcionales que provocan infertilidad.

No sólo los médicos integran estos equipos, ya que la mayor parte de las organizaciones académicas que se vinculan con la Medicina Reproductiva se encargan también de la capacitación de bioquímicos y enfermeros diplomados, que forman parte de los sistemas multidisciplinarios de atención de las parejas con infertilidad.

Vale destacar la importancia de los especialistas en salud mental, ya que la contención psicoafectiva de los pacientes resulta de gran relevancia para asegurar el éxito terapéutico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

palyginti kainas